miércoles, 4 de marzo de 2015

Amplitud para ser profundo

Quizás es por el perfil de los jugadores interiores. La suma de Bastian, Müller y Götze da un resultado muy distinto al que encontraríamos con Xabi, Lahm, Thiago y seguramente por ello Rafinha y Alaba jugaron por dentro, de nuevo. Quizás por la numerosa defensa del rival, un Koln que se organizó con todos sus jugadores en campo propio. Quizás un conjunto de todo fue la causa pero el hecho es que el Bayern de Munich fue incapaz de filtrar pases desde dentro hacia dentro, es decir, de la línea defensiva a los centrocampistas.

Eso no impidió, en ningún caso, que los jugadores con más talento ofensivo pudiesen recibir la pelota en las zonas donde por naturaleza se sienten más cómodos, cerca del área y de cara a portería. Así pues, para que pudiesen aparecer los de dentro, aparecieron los de fuera. Los extremos, quienesquiera que fuesen (Ribery, Götze o Alaba en izquierda y Robben o Müller en derecha) recibian bien pegados a la banda, atraían al defensor y con esto estiraban la "lona". Cuando el defensor estaba llegando a banda para defender ese uno para uno, otro jugador del Bayern rompía a su espalda para romper la "lona". Toda la organización defensiva superada con dos pases, uno hacia fuera y otro profundo.

Robben recibe en banda (amplitud) y Ribery se desmarca a la espalda (profundidad)
Dos extremos bien abiertos facilitaron que los jugadores de dentro pudiesen jugar. Además, pudieron jugar de cara a portería y llegando en carrera que es como mejor saben hacerlo. Al pase de Boateng a Robben le seguía uno a Müller. Al pase a banda le seguía uno hacia adelante, es decir, buscó amplitud para ser profundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario